Nutrición específica de la mujer en: edad reproductiva, embarazo, lactancia y vejez – Consejo Mexicano de la Carne
LOADING

Type to search

Share

Nutrición específica de la mujer en: edad reproductiva, embarazo, lactancia y vejez

Redacción: Mtro. Hugo Valadez

Jueves 25 de marzo de 2021

Las necesidades nutricionales difieren en cierta medida durante los diversos períodos de la vida. Las mujeres en edad reproductiva tienen necesidades adicionales debido a la menstruación y, por supuesto, durante el embarazo y la lactancia. Los bebés y los niños tienen mayores necesidades por unidad de peso que los adultos, principalmente porque están en crecimiento. Las personas mayores también son un grupo vulnerable; están expuestos a un riesgo mayor de desnutrición que los adultos jóvenes.

A continuación, te presentamos algunas características nutricionales que debes considerar en tu alimentación de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura:

MUJERES EN EDAD REPRODUCTIVA

Tienen más necesidades nutricionales que los varones adultos. Uno de los motivos es que la pérdida de sangre durante la menstruación lleva a una pérdida regular de hierro y otros nutrientes y hace que las mujeres tengan más propensión que los hombres a la anemia. El estado nutricional de la mujer, antes, durante y después del embarazo, contribuye a su propio bienestar general, pero también al de sus niños y otros miembros de la familia.

Una dieta deficiente, las infecciones agudas comunes y algunas crónicas, los embarazos repetidos, una lactancia excesiva y una pesada carga de trabajo son factores que pueden contribuir a un serio agotamiento fisiológico y algunas veces a la desnutrición.

MUJERES EMBARAZADAS

Tienen Durante el embarazo las necesidades nutricionales de la mujer son mayores que en otras etapas de su vida. La dieta debe suministrarle todos los elementos necesarios para lograr un bebé a término en óptimas condiciones. A medida que la mujer se nutre a sí misma también nutre al feto en crecimiento y al mismo tiempo su tejido mamario se prepara para la lactancia.

La mayor necesidad de alimento continúa en la última mitad del embarazo, pero durante el último trimestre los nutrientes adicionales son sobre todo necesarios para el feto en rápido crecimiento, que además necesita almacenar ciertos nutrientes, especialmente vitamina A, hierro y otros micronutrientes, y energía que almacena por medio de la grasa. Los abortos, las pérdidas y los mortinatos son más comunes en mujeres pobremente nutridas. Las carencias dietéticas quizá aumenten también el riesgo de malformaciones fetales. La desnutrición aguda reduce la fertilidad y por consiguiente la probabilidad de la concepción. La nutrición de la madre influye en el peso del niño al nacer: de madres desnutridas sólo se pueden esperar bebés de bajo peso.

MADRES LACTANTES

Las reservas nutricionales de una madre lactante pueden estar más o menos agotadas como resultado del embarazo y la pérdida de sangre durante el parto. La lactancia aumenta las necesidades de nutrientes, sobre todo debido a la pérdida de nutrientes. La conversión de nutrientes de los alimentos a nutrientes de la leche materna no es total. Por cada 800 kcal de la leche materna, la madre necesita consumir 1 000 kcal en sus alimentos. Para mantener un buen estado nutricional la mujer que lacta tiene que elevar el consumo de nutrientes.

MUEJRES ANCIANAS

Son un grupo vulnerable que necesitan una buena alimentación que satisfaga todas sus necesidades nutricionales. Con frecuencia sufren enfermedades crónicas de origen nutricional o relacionadas con la alimentación. Estas condiciones incluyen, entre otras, enfermedad arteriosclerótica coronaria que algunas veces lleva a trombosis coronaria; hipertensión que puede llevar a accidentes cerebro vasculares u otras manifestaciones; diabetes con sus graves complicaciones; osteoporosis que no es raro que origine fractura de la cadera o colapso de las vértebras; y pérdida de los dientes debido a caries y a enfermedad periodontal. Condiciones como la anemia son comunes, pueden sufrir enfermedades que reducen su apetito o el deseo de alimentos, lo que puede también llevar a la malnutrición.

Si quieres saber los nutrientes que te aporta la proteína cárnica puedes consultar más artículos en https://comecarne.org/articulos, por ejemplo:

  • Carne como parte de una dieta correcta… ¿También para los adultos mayores?
  • Anemia: su impacto irreversible en la infancia y los aportes nutricionales de la carne para combatirla
  • La carne como componente de una dieta saludable ¿existen riesgos o beneficios si se evita la carne en la dieta?

Fuentes:

Etiquetas:
Compendio Estadístico 2021

SUSCRÍBETE

para recibir más información sobre la industria cárnica
Expo Pack 2021
Evia 2021