Manejo animal: prácticas religiosas en animales de consumo – Consejo Mexicano de la Carne
LOADING

Type to search

Share

Manejo animal: prácticas religiosas en animales de consumo

Redacción: Mtro. Hugo Valadez

Así como las prácticas de bienestar animal han ido evolucionando, las prácticas de sacrificio también lo han hecho en los últimos años. A continuación, te damos un resumen de los orígenes de las prácticas religiosas en animales de consumo

Clasificación Kosher

El sacrificio animal para consumo humano realizado bajo la ley judía se refiere como kosher. Los requisitos básicos se encuentran en los primeros cinco libros de la Biblia, pero los métodos están codificados en el Talmud. El texto incluye información anatómica detallada para instruir a los judíos sobre el proceso y cómo inspeccionar un animal para asegúrese de que sea saludable y apto para el consumo. Las leyes dietéticas kosher abordan tres cuestiones: 

  1. Animales prohibidos y permitidos: Generalmente se permiten rumiantes con pezuñas partidas que rumian, entre otros. Se prohíben los crustáceos, moluscos, entre otros. Los insectos no se consideran kosher
  2. Prohibición de sangre: No puede consumirse la sangre de ningún animal.
  3. Prohibido mezclar leche y carne: Una de las principales diferencias es que esta práctica es realizada por una persona conocida como “shochet“.

Una vez separadas las partes comestibles la carne se remoja, se sala, y se enjuaga siguiendo un horario estricto para eliminar restos no deseados.

Clasificación Halal

Las leyes dietéticas halal, que se encuentran en el Corán, abordan cuestiones clave como:

  1. Animales prohibidos y permitidos: la carne de cerdo está estrictamente prohibida, así como de animales carnívoros. Está permitida la carne de animales domesticados con pezuña partida, así como de aves que no use sus garras para sujetar la comida, como pollos y pavos. Respecto a los alimentos del mar las leyes son variables, la leche y los huevos solo pueden consumirse de animales permitidos. No hay prohibición para mezclar carne y leche.
  2. Prohibición de sangre: No puede consumirse la sangre de ningún animal.
  3. Método de sacrificio: el islam enfatiza el trato suave a los animales, los animales muertos por estrangulamiento o caídas, y dedicados a otras religiones están prohibidos. Cualquier musulmán puede realizar el proceso invocando el nombre de Alá. 

En México, realizar prácticas Halal representó una oportunidad para que industrias mexicanas pueden exportar productos a los países en donde existe población musulmana a mercados del norte de África, Asia y comunidades musulmanas de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea. Halal influye en cuestiones como la alimentación, la higiene y la sanidad. En México existe la Norma Mexicana “NMX-F-595-SCFI-2015, Alimentos Halal” que establece las disposiciones referentes a procedimientos y controles para los alimentos etiquetados con el sello Halal, desde el momento de la producción de la materia prima hasta el punto de venta minorista aplicables a la cadena productiva de alimentos que debe ser adoptado por los diferentes organismos y entidades encargados de la certificación de alimentos aptos para el consumo de los musulmanes, así como por los diferentes entes gubernamentales encargados de la normalización, vigilancia y control de los componentes de la cadena productiva.

En México existen Establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF) que además de cumplir con aspectos obligatorios marcados por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) para establecimientos de sacrificio, cuentan con el cumplimiento de lineamientos religiosos por lo que sus procesos se encuentran certificados en TIF, Kosher o Halal, por entidades del gobierno u organismos respectivamente en el ámbito de su competencia.

Si quieres conocer el artículo completo puedes consultar la página del North American Meat Institute (NAMI).

Fuentes: 

Etiquetas:
Compendio Estadístico 2021

SUSCRÍBETE

para recibir más información sobre la industria cárnica