¿Cómo le fue a la industria de las carnes frías en 2020? – Consejo Mexicano de la Carne
LOADING

Type to search

Share

¿Cómo le fue a la industria de las carnes frías en 2020?

Fernando Manzano y Nora Bazán

Febrero del 2021

Pese a las afectaciones relacionadas a la pandemia del COVID-19, en 2020 la industria de carnes frías logró aportar alrededor del 6% del PIB alimentario nacional, con una producción que sumó 999 mil toneladas de cárnicos procesados y, aunque esta cifra significó una disminución de -1.2% respecto al 2019, al interior de las categorías se reportaron algunos incrementos. 

La producción de salchicha, que representa el 50.4% del total de productos elaborados, creció 1.9%. Mientras que el jamón (40.4%) decreció -3.8%, y la categoría que engloba a otros productos como el chorizo, longaniza, tocino, mortadela, y queso de puerco, también disminuyó en -5.6%, siendo esta la más afectada.

En el caso del consumo también se reportaron descensos. A nivel nacional, la demanda de carnes frías superó el millón de toneladas, sin embargo, comparada con el año anterior, decreció -2.1%. A nivel per cápita, el consumo se redujo en menor cuantía (-1.1%) cerrando el año en 7.7 kilogramos. 

No obstante, pese a las disminuciones reportadas en la producción y consumo, el número de empleados en la industria se mantuvo. Según la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM), las más de 38 mil personas que laboran en el sector conservaron su trabajo. Cifra que representa alrededor del 48% de los empleos que genera el sector cárnico en su conjunto. 

En lo que se refiere al comercio exterior, las exportaciones de la industria disminuyeron marginalmente, apenas -0.8%, y las importaciones registraron una caída de -21.8%. Lo anterior se tradujo en una disminución del déficit comercial de -9.3%, respecto a 2019.

Con EUA, principal socio comercial, las transacciones se vieron entorpecidas debido a la crisis sanitaria. El cierre de plantas procesadoras por brotes de COVID-19, provocó una reducción en su oferta de cárnicos para proceso. Mientras que con Centroamérica, el comercio se vio afectado por la ralentización de trámites por el cierre de oficinas gubernamentales mexicanas.

En resumen, el 2020 hizo resentir a la industria procesadora los estragos de la crisis económica y las afectaciones del COVID-19 pero, se muestra sólida, con gran resistencia y capacidad para adaptarse rápidamente a los nuevos escenarios y con la firme convicción de seguir llegando a más familias mexicanas con productos novedosos, prácticos y saludables.

Obtén toda esta información y más en el Boletín Estadístico Mensual de COMECARNE.

Fuente: INEGI, SIAP, SADER y Aduanas-SAT.

Etiquetas:
Compendio Estadístico 2018

SUSCRÍBETE

para recibir más información sobre la industria cárnica