Hacia una ganadería sostenible en México – Consejo Mexicano de la Carne
LOADING

Type to search

Share

Hacia una ganadería sostenible en México

Autor: Michael Iván Miranda Martínez

La ganadería es una de las actividades económicas más importantes en México y el mundo (FIRCO, 2017), consiste en la crianza, el tratamiento y la reproducción de los animales domésticos (ganado bovino, porcino, ovino, caprino y aviar), para la producción de alimentos destinados al consumo humano, como los cárnicos o los lácteos (SIAP, 2020). Ha tenido un crecimiento importante en los últimos años dentro del sector agropecuario, tan solo, y según cifras del Statista Research Department, este subsector tuvo un crecimiento de casi el 3% en el primer trimestre del 2022, en comparación con el equivalente al 2021, situado en 182,000 millones de pesos mexicanos.

La ganadería es fundamental para lograr la seguridad alimentaria, ya que se trata de la principal fuente de proteína, siendo México el séptimo mayor productor de proteína animal a nivel mundial, además, es el sustento y el patrimonio de muchas familias que viven en el campo, de ahí también la importancia de impulsar su productividad y competitividad, así como de realizar acciones para mejorar su acción climática, por medio de prácticas sostenibles (IICA, 2021).

 

Ganadería Sostenible

En 2015, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dio a conocer la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción en beneficio del planeta y las personas, para fomentar la paz y la justicia, que, a través de sus 17 objetivos con enfoque económico, ambiental y social, busca en conjunto con los países miembros, México incluido, implementar acciones para su cumplimiento. La ganadería, como parte del sector agropecuario, impacta principalmente en los objetivos siguientes:

  • Hambre cero (ODS-2),
  • Industria, innovación e infraestructura (ODS-9),
  • Ciudades y comunidades sostenibles (ODS-11),
  • Producción y consumo responsable (ODS-12),
  • Acción por el clima (ODS-13),
  • Vida de ecosistemas terrestres (ODS-15).

ODS=Objetivo de desarrollo sostenible

Esta visión para el 2030, puso en la mira nuevamente el concepto de desarrollo sostenible, del cual se ha mencionado fuertemente en los últimos años, como una visión en los diferentes sectores productivos, y aunque no es nuevo, es cada vez más latente la urgencia de implementarlo. En 1987, a través del informe Brundtland, conocido también como Nuestro futuro en común, se define por primera vez este concepto de desarrollo sostenible (Roca, 2012), de la siguiente manera:

 

«Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades»

 (Roca, 2012, p. 7)

Es importante no confundir este concepto con el de sostenibilidad, ya que este último, puede ser definido desde varios enfoques, como el ecológico, el económico, el social, el ambiental, u otros, por ello, y considerando los sistemas de producción, se puede visualizar la sostenibilidad desde una perspectiva de disponibilidad de recursos, la cual dependerá de la velocidad de producción y de consumo (Serrano y Ruíz, 2003). Pensando en una postura ecológica, el rumbo es hacia la producción limpia, así como frenar la contaminación y el agotamiento de los recursos.

En tal sentido, una ganadería sostenible, es un conjunto de sistemas enfocados en la producción pecuaria, basados en buenas prácticas para mejorar la productividad, sin afectar los ecosistemas, cuidando las materias primas y los recursos naturales utilizados en la producción (CEDRSSA, 2020). Se trata de una visión y oportunidad para mejorar la productividad y competitividad ganadera, con menor impacto en los recursos naturales (CONANP, 2018), el uso de buenas prácticas y la conservación de recursos, comunidades y unidades de producción, para asegurar la demanda de alimentos con el paso de los años.

Entre las prácticas para lograr este tipo de ganadería, se incluyen el uso de tecnologías encaminadas a la siembra de leguminosas u otras plantas para alimentar al ganado, que disminuyan o eviten la erosión de los suelos, su fertilidad y estructura, además del uso de fertilizantes con bajo impacto ambiental y el manejo de energías renovables.  También, se consideran prácticas en torno a la preservación y restauración de pastizales, a través de modificar la forma en trasladar al ganado para su alimentación, e incluir estrategias basadas en el uso de compostas para conservar estos suelos, y por supuesto, regular la carga animal. Asimismo, una infraestructura adecuada, permite disponer de un suministro abundante y continuo de agua, que, aunado al tratamiento de la misma, permite garantizar el uso del vital líquido, principalmente en tiempos de sequía. Se trata de algunas de las formas en la que es viable conservar y mejorar la producción de alimentos, y transitar a una ganadería sostenible (CEDRSSA, 2020).

Por lo tanto, el desarrollo sostenible en la ganadería, contribuye en la eliminación del hambre, garantizando de esta manera la seguridad alimentaria, y en donde la innovación es fundamental para implementar nuevas estrategias que permitan cambios significativos en el modelo de producción actual, para aumentar su eficiencia y rentabilidad (Stoliarchuk, 2021). Este enfoque sostenible en la ganadería, contribuye a mitigar el deterioro ambiental y social en diferentes comunidades, pero depende de la interacción positiva de los aspectos económicos, ecológicos e incluso éticos, a través de una conciencia y una postura cultural que contribuya a nuevas formas de producción (Serrano y Ruíz, 2003).

Situación en México

El desarrollo de la sostenibilidad en la ganadería mexicana, ha tomado cada vez mayor fuerza con diferentes iniciativas que impulsan estas actividades, un ejemplo de ello es que, a través de la LXIV Legislatura, se ha propuesto, el desarrollo de grupos de trabajo Parlamentarios, enfocados en seis grandes temas, que, a través de las siguientes regulaciones y acciones, buscan llevar a cabo las actividades del sector primario de forma sostenible:

a) Ley General de Aguas,

b) Ley de Fomento Agropecuario,

c) Ley de Bienestar Animal y

d) Reforma de la Ley General de Cambio Climático y cumplir los compromisos internacionales del Acuerdo de París en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero

e) Regulaciones para prevenir y tratar la pandemia de obesidad y sobrepeso, de manera integral.

f) Prohibir la siembra, el uso y la importación de especies vegetales y animales genéticamente modificados.

 

CEDRSSA, 2020

 

Por lo tanto, las políticas públicas, son uno de los factores más importantes para fomentar e implementar una ganadería sostenible en el país, y en donde los financiamientos, a través de diversos programas, son indispensables. Un ejemplo de ello, es el Programa de Fomento Ganadero, el cual fue publicado en el Diario Oficial de la Federación en 2019, el cual sigue vigente para solicitar apoyos económicos, ante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).

Lamentablemente los apoyos en general, han sido insuficientes (CEDRSSA, 2020), lo que perjudica, entre otras cosas, en la adquisición de infraestructura y tecnología para los productores, que, como otro factor importante para transitar a una ganadería sostenible, permite actividades eco eficientes, como el reutilizar agua, reciclar desechos, e incluso, erradicar los monocultivos, como una de las prácticas de mayor impacto ambiental dentro del sector agropecuario. Se trata de factores que competen a los gobiernos, principalmente el federal, que ha mantenido una visión de crear condiciones idóneas, para garantizar los derechos sociales y preservar las actividades ganaderas en el país.

Adicionalmente, organizaciones no lucrativas en México como The Nature Conservacy (TNC), están haciendo actividades para transitar a estas prácticas sostenibles dentro de la ganadería, ahora en la región del sureste, específicamente en la península de Yucatán, con un acercamiento directo con los productores, quienes son la pieza más importante de esta visión, pues uno de los retos más grandes, es lograr el interés de ellos para lograr un cambio a un nuevo modelo productivo del ganado, que conlleve la conservación de comunidades y unidades de producción.  Además, las Universidades aportan con investigaciones para fortalecer, e implementar nuevas prácticas, apegadas a fomentar una ganadería sostenible.

Conclusiones

Es evidente la demanda cada vez mayor de alimentos por el aumento acelerado de la población, lo que implica crear nuevas estrategias que hagan del sector agropecuario y específicamente de la ganadería, un medio sostenible en la producción de alimentos, es por ello, que la opción está enfocada en cambiar los hábitos obsoletos de producción dentro del sector agropecuario, y dar paso a nuevas ideas con actividades que generen menos impactos al ambiente, por medio de prácticas sostenibles, que, además, fomenten un consumo sostenible, para dar paso a una ganadería que se mantenga por sí sola, sin agotar los recursos disponibles.

En México, son cada vez más visibles las iniciativas para transitar a una ganadería sostenible, sin embargo, es necesario seguir fortaleciéndolas, a través de buenas prácticas, investigación, desarrollo e innovación. En cuanto a las regulaciones, si bien es cierto que ya hay varios instrumentos que fomentan este tipo de ganadería, no existe una política contundente que exija cambios inmediatos, o mejor aún, que incentive para transitar a nuevos modelos de producción pecuaria con criterios ambientales, y en donde la capacitación, la divulgación, así como la vinculación entre universidades, empresas, y gobierno, son pieza clave para preservar la ganadería nacional, beneficiando a los productores, agricultores, ganaderos, y en general a una sociedad cada vez más demandante de alimentos de origen animal.

Referencias bibliográficas.

Burgo, O., Gaitán, V., Yanez, J., Zambrano, A., Catellanos, G., y Estrada, J. (2019). La Economía circular una alternativa sostenible para el desarrollo de la agricultura. Espacios. 40 (13). 2.

Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, CEDRSSA, (2020). Política pecuaria y ganadería sostenible. Cámara de diputados. LXIV Legislatura.

Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas – CONANP (2018). Ganadería Sustentable. Gobierno de México. Recuperado de: https://www.gob.mx/conanp/acciones-y-programas/ganaderia-sustentable#:~:text=%C2%BFQu%C3%A9%20es%20la%20ganader%C3%ADa%20sustentable,comunidades%20o%20unidades%20de%20producci%C3%B3n.

Fideicomiso de Riesgo Compartido – FIRCO. (2017). La Ganadería en México. Gobierno de México. Recuperado de: https://www.gob.mx/firco/articulos/la-ganaderia-en-mexico?idiom=es

Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura – IICA (2021). La ganadería en México tiene amplio potencial para contribuir a la mitigación y la adaptación del cambio climático. Recuperado de: https://www.iica.int/es/prensa/noticias/la-ganaderia-en-mexico-tiene-amplio-potencial-para-contribuir-la-mitigacion-y-la

Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático – INECC (2018). Inventario Nacional de Emisiones de Gases de y Compuestos de Efecto Invernadero. Gobierno de México. Recuperado de: https://www.gob.mx/inecc/acciones-y-programas/inventario-nacional-de-emisiones-de-gases-y-compuestos-de-efecto-invernadero

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO. (2018). Soluciones ganaderas para el cambio climático. Recuperado de: https://www.fao.org/3/I8098ES/i8098es.pdf

Pérez, R. (2008). El lado oscuro de la ganadería. Revista latinoamericana de economía. 39(54). 217-227.

Roca, J. (2012). La economía verde: términos y contenidos. En ecología política. Cuaderno de debate internacional (pp, 7-9). Icaria.

Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales – SEMARNAT (2018). Diferencia entre sustentable y sostenible. Gobierno de México. Recuperado de: https://www.gob.mx/semarnat/articulos/diferencia-entre-sustentable-y-sostenible

Serrano, E., Ruíz, Á. (2003). Bases para el desarrollo ganadero sostenible: la consideración de la producción animal desde una perspectiva sistémica y el estudio de la diversidad de las explotaciones. Estudios Agrosociales y Pesqueros. 199(2003). 159-191.

Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera – SIAP. (2020). Inventario ganadero. Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural

Stoliarchuk, N., Kozak, O., Kozak, M., Bilochenko, A., Serhieieva, N., & Semendiak, V. (2021). Search for Reserves to Increase the Livestock Production Efficiency Based on the Sustainable Development Strategy. Journal of Environmental Research, Engineering and Management. 77(4). 19–32. DOI 10.5755/j01.erem.77.4.27703

Compendio Estadístico 2022

SUSCRÍBETE

para recibir más información sobre la industria cárnica