AUTOR – Daniel Dorantes Ugalde; Ana Laura Martínez Torres. Instituto de Nutrición Sigma Alimentos (INSA).

El hierro es un nutriente necesario para la formación de hemoglobina, la cual es una proteína presente en los glóbulos rojos y su principal función es llevar oxígeno a todas las células del cuerpo, es por eso que una deficiencia de hierro puede provocar anemia.

Hierro de origen animal vs hierro de origen vegetal

Se conoce como biodisponibilidad a la cantidad de un nutriente en un alimento o dieta que se absorbe y puede usarse para diversas funciones en el organismo. Uno de los factores fundamentales de la biodisponibilidad de un nutriente es la forma en la que se encuentra en los alimentos, así como de factores que promuevan o inhiban su absorción.

El hierro lo podemos encontrar en productos de origen animal como res, cerdo, pescado, aves y vísceras, a éste tipo de hierro se le conoce como hemínico (Hem), mientras que el hierro que proviene de cereales, leguminosas, huevo, leche y verduras se le conoce como hierro no hemínico (No Hem).

Sin embargo, el consumo de hierro no garantiza que sus funciones en el organismo se ejerzan, es necesario que se absorba y que esté disponible para utilizarse por el organismo. En el ser humano, la forma que mejor se absorbe y aprovecha es el hierro hemínico, es decir, el que proviene de productos de origen animal.

¿Qué pasa en nuestro cuerpo cuando nos falta hierro?

Uno de los padecimientos más extendidos por falta de hierro es la anemia. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la principal causa de anemia es el consumo deficiente de hierro (sobre todo del hierro hemínico, proveniente de la carne).

En México de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (ENSANUT 2016), la anemia afecta principalmente a niños y a mujeres; el 26.9% de los niños entre 1 y 4 años y el 24% de mujeres entre 40 y 49 años la presentan.

Este padecimiento tiene graves consecuencias en la salud de la población y en el desarrollo económico de los países, por la presencia de una mayor mortalidad materna, retraso en el crecimiento, desarrollo físico y cognitivo en niños y adolescentes, una disminución en la respuesta inmune y una baja productividad en el trabajo, así como un aumento en el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Algunos estudios en la población mexicana asocian el consumo de carne de res y de vísceras con menor riesgo de anemia, mientras que el consumo de hierro no hemínico lo relacionan con mayor riesgo de anemia.

¿Cuánto hierro debemos consumir?

En México, la recomendación de consumo de hierro es de 17 mg por día. A continuación, presentamos 4 alimentos con hierro biodisponible que contribuyen de manera importante para alcanzar esta recomendación.

Alimento ¿Cuánto hierro aporta por cada 100 g?
Res 39 mg
Cerdo 22 mg
Pollo 11 mg
Pavo 9 mg

Llevando una dieta variada se pueden cubrir las necesidades diarias y de esta manera contribuir a mantener un adecuado estado de nutrición de niños y mujeres.

 

Fuentes:

1. Bourges H, Casanueva E, Rosado J. Recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana Bases fisiológicas. Tomo I. Ed. Panamericana, 2005.

2.Prevalence of anemia and consumption of iron-rich food groups in Mexican children and adolescents: Ensanut MC 2016. Salud Pública Mex. 2018 May-Jun;60(3):291-300.

3.Tendencia en la prevalencia de anemia entre mujeres mexicanas en edad reproductiva 2006-2016. Ensanut MC 2016. Salud Pública Mex. 2018 May-Jun;60(3):301-308.

4.USDA Food Composition Databases. United States Department of Agriculture Agricultural Research Service. Última fecha de consultado el 8 Octubre 2018. Disponible en https://ndb.nal.usda.gov/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *