LOADING

Type to search

Share

Carne de cerdo: inocua y poco grasosa

Autor – Equipo Editorial del Comecarne

Carne de cerdo: inocua y poco grasosa

México es uno de los principales exportadores de carne de cerdo en el mundo ya que es una de las carnes más nutritivas y seguras que existen. A continuación algunas razones.

El cerdo mexicano es fuente importante de proteínas, vitaminas, aminoácidos y minerales. Su contenido de grasa intramuscular es similar o más bajo al de otras carnes como la de res, oveja, cabra y borrego.

Las vitaminas que contiene conforman el complejo B y entre los minerales que aporta se encuentran el hierro, fósforo, potasio y zinc, que ayudan a oxigenar el cuerpo, mantener una buena salud ósea y una presión arterial estable.

A pesar de que, derivado de creencias religiosas y sistemas de crianza antiguas, se hacía la recomendación médica de no consumirla, ahora sólo se hace a los pacientes que deben limitar su consumo de proteínas y/o ácido úrico (por ejemplo, enfermos con insuficiencia renal), gracias al desarrollo genético y alimentación del cerdo ahora la carne refleja bajos contenidos de colesterol, grasa y sodio.

De acuerdo a la Dra. Rubio Lozano, antes se consideraba a este alimento como portador de gran cantidad de sebo, porque los animales eran criados no sólo para la obtención de carne, sino también para obtener manteca y tocino, entre otros derivados. Sin embargo, desde hace más de 60 años existen líneas especiales de cerdos, todas ellas comerciales, desarrolladas y seleccionadas para aportar poca cantidad de grasa al consumidor.

Se ha demostrado científicamente que la grasa de cerdo es mejor en comparación con la de otros animales (res, cordero, cabra y aves), pues es la menos saturada y, por lo tanto, la más benéfica para el organismo, porque no aumenta los niveles de colesterol malo.

La Dra. María Salud Rubio menciona que el menosprecio por este producto deriva de la mala información. No hay sustento científico para prohibir la carne de cerdo a enfermos, niños o adultos mayores; cualquiera puede consumirla sin riesgo porque cumple con las normas de calidad necesarias.

Así que la próxima vez que tengas antojo de algún corte de cerdo, recuerda que es una proteína inocua, nutritiva y poco grasosa, que puedes incluir tranquilamente como parte de tu dieta balanceada.

 

Fuentes:

Rubio Lozano, María Salud. “La carne de cerdo, ni dañina ni grasosa”. Dirección General de Comunicación Social, Boletín UNAM-DGCS-510, 9 de agosto 2017. Ultima fecha de consulta, 25 septiembre 2018. http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2017_510.html

SUSCRÍBETE

para recibir más información sobre la industria cárnica

EVENTOS PRÓXIMOS

Congreso de la Carne 2019