En la transición, los lineamientos relativos a la actividad agropecuaria van perfilando una estrategia agroalimentaria que si se concreta tendrá un enorme impacto positivo para los productores, los consumidores y el país La situación actual Con cifras del sexto informe de gobierno, la producción de granos básicos en 2017 (Gráfico 1) se compara como sigue: Maíz.- La producción ascendió a 27,762 millones de toneladas (mt), -1.7% abajo de 2016. Año máximo 2008:24,410 mt.  Trigo.- 3,504 mt, -9.3% inferior a 2016. Año máximo 2008:4,214 mt. Frijol.-1,184 millones de toneladas, 8.7% sobre 2016. Año máximo 2002:1,549 mt. Arroz.266 millones de toneladas, 4.5% sobre 2016.  Año máximo 1985:808 mt. Soya.- 433 millones de toneladas, -26.3% abajo de 2016. Año máximo 1985:929 mt. El indicador de insuficiencia productiva compara la importación como porcentaje del consumo nacional. El comparativo 1985-2017 (Gráfico 2) indica deterioro: Maíz.- En 1985 se importó el 17.8% del consumo y en 2017 el 37.0%, Trigo.- En 1985 el 9.7% y en 2017 el 61.9 Arroz.- En 1985 el 27.2 y en 2017 el 86.9 Soya.- En 1985 el 61.7 y en 2017 el 90.9% Frijol.- En 1985 el 16.4 y en 2017 el 11.9 De los productos pecuarios básicos, en 1985 México era prácticamente autosuficiente en todos, pero en 2017 importa el 9.9 de la carne de bovino consumida, el 15.1 de aves, y el 39.6% de porcino (Gráfico 3); de la leche de vaca importamos el 19.6%, y sólo en huevo mantenemos autosuficiencia.

Publicado originalmente https://www.jornada.unam.mx/2018/09/17/opinion/034o1eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *