El Impuesto General de Importación (IGI) creció 30 por ciento a tasa anual y en términos reales en junio, avance que no se había visto en al menos dos años, en el mismo mes en que México empezó a aplicar medidas retaliatorias a las importaciones de productos estadounidenses, como respuesta a los gravámenes que Estados Unidos impuso al acero y aluminio mexicanos. Datos del SAT muestran que en junio la recaudación por impuestos al comercio exterior creció cuatro por ciento anual y real. “Conforme el mercado vaya adaptándose y encuentre otros proveedores internacionales para los bienes gravados, por ejemplo la carne de cerdo, se eliminará el efecto arancelario y la recaudación (de impuestos al comercio exterior) tenderá a bajar; entonces los ajustes tendrán que ser a nivel de suministro por un lado, y en el inter, mientras las cadenas (de suministro) se van modificando, se tendrá un efecto marginal, pero inflacionario en los productos de que son objeto los aranceles”, dijo Jorge Nacif, socio de Global Trade de EY.

Publicado originalmente http://www.elfinanciero.com.mx/economia/impuesto-a-importaciones-se-dispara-por-aranceles

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *